Daily Archives: 2 de marzo de 2022

NO A CUALQUIER GUERRA

Descubrir con qué facilidad se infringe dolor me causa cada vez mayor horror, y ya no sólo es la ligereza con que se causa, sino también la impunidad del acto.

No consigo entender la satisfacción que puede producir torturar, cualquiera que sea la forma, a un ser más débil. Ni la propia naturaleza concibe tal acto.

Contemplar escenarios de dolor, de sufrimiento ajeno, se me hace cada vez más intolerable. Como si en cada uno que observo o que descubro o que me cuentan, tiraran de mí y me arrancaran trozos de la piel que me cubre, y fuera tanta la que me faltara ya que el mero roce de estos aires de amargura alcanzara la carne herida, desangrando una angustia y desconsuelo inagotable.

El único antídoto para el dolor es el amor. El amor infinito, el amor en bruto, sin artificios, el que nace en las entrañas. Ese amor que se traspasa de uno a otro, que se comparte. Ese amor que arropa y que funde. Ese amor que fortifica y sana.

En la incertidumbre del hombre, el amor es la respuesta.

RETORNO

Retornan a mi vida sentimientos
que quise sepultar en el olvido
fue tanto y tan intenso lo vivido
y tantos los pasados sufrimientos.

No quise sumergirme en los lamentos,
busqué dar a la vida otro sentido,
llegó a mi corazón como un latido,
haciendo que temblaran mis cimientos.

Quisiera desterrar eternamente
las noches de desvelos y torturas
que sumieron mi vida en un desierto.

Añoro retomar serenamente
los sueños, ilusiones y venturas
que me hagan desear seguir viviendo.

P. Merino Portela