Daily Archives: 28 de mayo de 2023

EL MUNDO DE VERDAD

¿Por qué la humanidad se destruye? Este mundo caótico en el que vivimos parece que no tiene remedio. El mundo está gobernado por ignorantes del amor, de la paz y de la vida sosegada. Si el motor de progreso es el ansia de poder, errado es el camino por el que vamos. A veces la vida se convierte en el frente de batalla de una guerra encubierta. Y nos adoctrina en el pensamiento de que, a veces, destruir es la alternativa para volver a sentir la fuerza creadora.

Hemos hecho un arte del comenzar de nuevo cuando tocamos fondo, desde los escombros. La historia no dejará de repetirse: otros rostros, otros paisajes, otras modas… pero siempre nosotros. La búsqueda del bienestar termina por insensibilizar nuestros sentidos y se nos hace necesario sacudirnos en ese horror del caos, para que se desprenda del corazón el revestimiento que lo ahoga, que lo anestesia para dejar de sentir.

Todo es cuestión de tiempo, que todo termine, que empiece de nuevo o que, pese a todo, perdure a pesar del día a día. ¡Tanto tiempo…!

Pero cada día amanece de nuevo y con ello, nos ofrece una nueva esperanza. Cada jornada la luz renace de la oscuridad para mantener otra dura batalla, y yo, sigo aquí.

No me gusta volver a lugares llenos de despedidas. Están ahí, y los siento, pero evito regresar. Prefiero buscar los lugares que hablen de paz, de una vida tranquila donde lo importante, lo realmente importante, sea estar.

PIES EN TIERRA

A veces nos creemos dueños de nuestros pasos. Por momentos, pretendemos poder tocar la cima de nuestros sueños. Pero cuando uno cree estar cerca de la meta, descubrimos que tan sólo es una etapa más antes de alcanzar lo deseado.

Quizá haya vientos que nos empujen… los del destino o el desatino de corrientes que nos golpean. En la naturaleza de todas las cosas nunca se es dueño real del curso de la propia vida, quizá podamos orientar la dirección de nuestros pasos, pero siempre habrá elementos ajenos a nosotros que nos exijan tomar uno u otro rumbo.

Demasiado centrados en los mapas que desplegamos en pos del  tesoro esperado, a veces olvidamos, tan sólo, disfrutar del viaje de la vida.