MI TORMENTO

En medio del caos
te alzas
para poblar mis oídos,
sobrecogidos,
de rumor de caracolas
escondidas
en las palmas de tus manos.

Si tiemblo,
cálido llega tu aliento
confundiendo
en el naufragio de mi instinto
ansia y frío
en esta primavera invernal.

Paladín
en mis batallas perdidas
empuñando
el estandarte de un alma
rasgada.

Y entre sábanas de espuma
tú, mi mar,
arrinconas las tormentas que asolan
nuestra realidad.

Oigo aullar el hambre
fuera
embistiendo mis principios.

Sofocas,
en un diluvio de besos,

mi tormento.

Entre la niebla

Idoia Mielgo Merino_firma

Leave a Reply