BUENAS NOCHES

Ando noctámbula en tareas pendientes. Mis párpados me arrastran hacia la suave tentación de las sábanas… cálidas, suaves, esperándome, llamándome. Y remolco mis pies a través de los últimos detalles que aún se proyectan antes de apagar las luces.

Todo duerme ya. Estoy realmente cansada. Y aunque siento que la gravedad es más fuerte que nunca y parece que mi cuerpo pese tanto que no voy a ser capaz de sostenerlo ni por un segundo más, tengo la cabeza sobreexcitada de ideas, palabras, sugerencias, recuerdos, pensamientos, reflexiones… Y rendirme a la voluntad de mi cuerpo sé que hará que muchas de las cosas que podrían surgir de este momento desaparezcan. Como la noche tras el amanecer. Como los sueños se desvanecen, dejando sólo un sutil rastro. Como la estela que abandona un perfume intenso disipándose en el camino.

Pero soy carne. Y débil. Y claudico al fin. Buenas noches. En especial a los que cada día retoman sus empeños y sus metas. Buenas noches a ti.

Un comentario

  1. Jose Luis
    19 de diciembre de 2022 at 12:55

    Me ha gustado mucho la frescura de esta crónica, la manera de hacer cómplice al lector.
    Enhorabuena.

    Reply

Leave a Reply